top of page

Suelo pélvico




En la pelvis se crea vida. Es la base de nuestra columna vertebral, donde se soporta todo el peso del tronco y es de donde se orquestan la mayoría de nuestro movimiento.


La pelvis tiene el súper poder de la adaptabilidad, ya que todas las desalineaciones biomecánicas que podemos encontrar tanto en el tren superior como inferior provocan modificaciones en la pelvis para garantizar, en todo momento, el equilibrio del cuerpo. A través de la posición de la pelvis podemos ver, de una forma rápida, cuál es la posición corporal de la personal.


Dentro de la pelvis encontramos músculos y ligamentos, que forman el suelo pélvico.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos y tejidos conectivos que se encuentran en la base de la pelvis, debajo de los órganos internos, y tiene forma de hamaca. Sostiene los órganos de la pelvis, incluyendo la vejiga, el útero y el recto, y ayuda a controlar la micción y la defecación. Es fundamental para la salud y el bienestar en general, y es especialmente relevante para las mujeres durante el embarazo y después del parto.


Los problemas del suelo pélvico pueden afectar a personas de cualquier edad, género o condición física, aunque son más comunes en mujeres y en personas mayores.


Aquí te presento algunos de los problemas del suelo pélvico más comunes:

-Incontinencia urinaria: la incapacidad de controlar la micción, lo que puede provocar escapes de orina involuntarios.

-Prolapso pélvico: ocurre cuando uno o más de los órganos pélvicos, como la vejiga, el útero o el recto, se desplazan hacia abajo y presionan contra la pared vaginal.

-Disfunción sexual: la debilidad del suelo pélvico puede causar dolor o incomodidad durante las relaciones sexuales.

-Dolor pélvico crónico: el dolor en la zona pélvica puede ser causado por una variedad de problemas, incluyendo la tensión muscular o el síndrome de dolor miofascial.

-Estreñimiento crónico: la debilidad del suelo pélvico puede hacer que sea difícil vaciar el intestino, lo que puede provocar estreñimiento.

-Dolor en la parte baja de la espalda: la debilidad o el desequilibrio del suelo pélvico pueden afectar la postura y la estabilidad de la columna vertebral.


Hay muchas causas posibles de los problemas del suelo pélvico, incluyendo el parto, la cirugía, el envejecimiento, la obesidad y ciertas enfermedades.


Mantener un suelo pélvico saludable es importante para la función de nuestro cuerpo en general. Por aquí te dejo algunos de los beneficios de tener un suelo pélvico sano:

- Control de la incontinencia urinaria: Un suelo pélvico fuerte y saludable puede ayudar a prevenir la incontinencia urinaria, lo que significa que podrás controlar mejor tus funciones urinarias y evitar escapes involuntarios de orina.

- Mejora de la vida sexual: Un suelo pélvico tonificado puede mejorar la función sexual tanto para hombres como para mujeres. La fuerza del suelo pélvico ayuda a mantener una erección más firme en los hombres y a aumentar la sensibilidad en las mujeres, lo que puede llevar a un orgasmo más intenso.

- Mejora del rendimiento deportivo: Un suelo pélvico fuerte y saludable puede mejorar el rendimiento en deportes que involucren saltos, movimientos rápidos o cambios de dirección. Esto se debe a que el suelo pélvico ayuda a estabilizar el núcleo y a proteger la espalda.

- Mejora de la postura y la estabilidad: El suelo pélvico forma parte del núcleo, que es el centro de gravedad del cuerpo. Por lo tanto, un suelo pélvico saludable puede ayudar a mejorar la postura y la estabilidad del cuerpo en general.

- Reducción del dolor pélvico y lumbar: Un suelo pélvico débil puede contribuir a la aparición de dolor pélvico y lumbar crónico. Mantener un suelo pélvico tonificado puede reducir el riesgo de desarrollar estos problemas y también puede ayudar a aliviar el dolor existente. Existen ejercicios específicos, como los ejercicios de Kegel, que pueden ayudar a fortalecer los músculos del suelo pélvico. En algunos casos, se puede necesitar fisioterapia especializada para tratar problemas del suelo pélvico.


Por lo tanto, si tiene algún problema relacionado con el suelo pélvico, es importante que consulte a un especialista en suelo pélvico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.


Si te interesa este tema, el próximo 22 de abril tendremos un taller, teórico/práctico, donde hablaremos de la anatomía del suelo pélvico, sus principales patologías y haremos ejercicios para prevenir.


¿Te interesa? Escríbenos para reservar tu plaza. El taller es tanto presencial como online.


WhatsApp 677 09 4843

hola@elbosqueyoga.com





Namaste


49 visualizaciones0 comentarios
bottom of page