top of page

Yoga durante el embarazo

Practicar yoga en sí ya trae muchos beneficios a nuestra vida, pero si lo haces durante el embarazo notarás que estos beneficios se potencian. Ya no es solo tu bienestar, sino el de otra personita.


Antes de comenzar hacer yoga deberás preguntar a tu médico si puedes hacer ejercicio, ya que quizás haya alguna condición especial que te haga esperar un poco. Y si todo esta ok siempre recomiendo hacer yoga durante el embarazo, ya no solo porque tu cuerpo se va acostumbrando a los cambios que irás experimentando, sino también te ayudará a relajar tu mente, a controlar tu respiración y a corregir tu postura.


Hay varios estudios que afirman que practicar yoga es mucho más beneficios que caminar o cualquier otra actividad prenatal, ya que el acompañar los ejercicios de yoga con ejercicios de respiración y meditación reduce considerablemente la probabilidad de sufrir estados depresivos o de ansiedad. Pero no solo te ayuda durante el embarazo, te prepara para el parto tanto a nivel físico como mental.

Practicar yoga te ayuda a tener partos más cortos y se reduce la probabilidad de tener una cesárea. Y la recuperación postparto es mucho más rápida.


Durante el embarazo podemos experimentar estos beneficios:

- Corrección postural.

—Ganar fuerza y tonificación postural.

—Estabilización articular, sobre todo a nivel de pelvis.

—Te ayuda a liberar la pelvis.

—Te ayuda a mejorar tu conexión con el bebe.


Durante el embarazo los ejercicios se suelen dividir por trimestres:

Primer trimestre:

- Ejercicios de refuerzo y tonificación.

— Preparar el organismo para el cambio postural y aumento de peso.

— Activación de la musculatura abdominal, del transverso, que es el músculo que nos ayudará a sujetar la tripita.

— Refuerzo de las extremidades inferiores y superiores, para tonificar la musculatura de la espalda.

— Refuerzo de la musculatura de glúteos y de la pelvis.

— Comenzar a dar libertad al sacro.

— Comenzar con el control perianal.


Segundo trimestre:

- Mejorar la flexibilidad de la caja torácica, ya que empieza a ver poco espacio.

— Mejorar la flexibilidad del diafragma.

— Comenzar a dar más movilidad a la pelvis, para permitir los cambios posturales.

— Empezar a mejorar la apertura de la caja torácica. (Durante todo el segundo trimestre se pueden hacer trabajos de tonificación)


Tercer trimestre:

- Comenzamos a preparar el parto.

— Comenzamos a darle más movilidad pélvica.

— Flexibilización perianal.

— Centrarnos en ejercicios de respiración, relajación y meditación.


Recuerda que NO debes sentir dolor durante tus ejercicios. NO realices ejercicios de impacto. Nada de contracciones abdominales, los típicos ejercicios de abdominales o extensiones al final del embarazo.


Ya sabes, si tu médico te da el visto bueno no te lo pienses más. Puedes empezar hacer yoga desde el primer trimestre. Da lo mismo si no has practicado yoga antes. Yoga desde cero en tu embarazo, te ayuda durante y en el parto.


Espero haberte ayudado a despejar dudas, pero si tienes alguna más puedes escribirme a hola@elbosqueyoga.com


Namaste



35 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page