top of page

Yoga aéreo, origen y beneficios.


El yoga aéreo, también conocido como yoga antigravedad o fly yoga, es una modalidad de yoga que se practica en una hamaca de tela suspendida del techo. La hamaca permite a los practicantes realizar posturas de yoga en el aire, lo que proporciona una experiencia única y emocionante.


Como pasa en muchos campos muchos son los que se atribuyen su origen.El yoga aéreo se originó en los Estados Unidos en la década de 1990, y desde entonces se ha vuelto cada vez más popular en todo el mundo. El maestro Iyengar empezó a utilizar cuerdas para ayudar a sus estudiantes a la hora de realizar posturas invertidas, para poder realizarlas sin riesgos, manteniendo una alineación correcta y además disfrutar de todos sus beneficios. Iyengar solo utilizó cuerdas, más adelante empezaron a utilizarse hamacas, de diferente tela, unos llevan estribos.


Aunque puede parecer intimidante al principio, los practicantes de yoga aéreo afirman que esta modalidad de yoga puede proporcionar beneficios para la salud mental y física, incluyendo la mejora de la flexibilidad, la fuerza, la postura y la relajación.

Aquí hay algunos de ellos:

  1. Mejora la flexibilidad: El yoga aéreo permite una mayor amplitud de movimiento que el yoga en el suelo, lo que puede ayudar a mejorar la flexibilidad y la movilidad.

  2. Fortalece los músculos: El yoga aéreo es una forma efectiva de fortalecer los músculos, especialmente los de la espalda, los hombros y el abdomen. La hamaca ofrece una resistencia natural que ayuda a construir músculo.

  3. Reduce el estrés: Como todas las formas de yoga, el yoga aéreo es una excelente manera de reducir el estrés. La práctica lenta y enfocada puede ayudar a calmar la mente y reducir la ansiedad.

  4. Mejora la postura: El yoga aéreo puede mejorar la postura al fortalecer los músculos de la espalda y los hombros y aliviar la tensión en la columna vertebral.

  5. Aumenta la conciencia corporal: La práctica de yoga aéreo puede aumentar la conciencia corporal al hacer que los practicantes sean más conscientes de su cuerpo y su movimiento en el espacio.

  6. Estimula la circulación sanguínea: El yoga aéreo puede estimular la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a aumentar la energía y reducir la hinchazón.

  7. Promueve la relajación: La práctica de yoga aéreo puede promover la relajación al hacer que los practicantes se concentren en su respiración y reduzcan el estrés y la tensión en el cuerpo.

Y por aquí te dejo algunas cosas que debes saber si estás interesado en probar el yoga aéreo:

  1. Busca un instructor calificado: El yoga aéreo puede ser una práctica muy segura si se realiza correctamente, pero es importante encontrar un instructor capacitado y experimentado para que te guíe. Busca una escuela de yoga que ofrezca clases de yoga aéreo y asegúrate de que el instructor tenga las certificaciones necesarias.

  2. Vístete adecuadamente: Es importante usar ropa cómoda y ajustada para el yoga aéreo. La tela de la hamaca puede engancharse en la ropa suelta o las joyas, lo que puede ser peligroso.

  3. Prepárate para la diversión: El yoga aéreo puede ser un desafío, pero también es muy divertido. Prepárate para reír y experimentar con posturas nuevas e interesantes.

  4. Aprovecha los beneficios: El yoga aéreo puede ser beneficioso para la salud mental y física, pero como con cualquier forma de ejercicio, lleva tiempo ver los resultados. No te desanimes si no ves mejoras inmediatas.

Si te ha parecido interesante lo que has leido y te ha picado un poco la curiosidad vente a probar.


El 25 de marzo tenemos un taller, para todos los niveles.

Pásate por la pestaña de talleres para que veas toda la info. Recuerda que las plazas están limitadas.


Namaste

41 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page